EXCELLENCE
IN CANADIAN
EDUCATION


EXCELLENCE
IN CANADIAN
EDUCATION

Formamos las bases para un aprendizaje efectivo y exitoso.


Nuestra metodología se enfoca en desarrollar en los niños el amor por aprender en un ambiente enriquecedor. Desde la etapa inicial del desarrollo de nuestros alumnos, Maple Bear enfatiza la indagación y la resolución de problemas, lo que permitirá que los niños crezcan con una tendencia natural para analizar la información en lugar de memorizarla. 
El conocimiento y habilidades que los niños adquieren en la educación temprana, forman las bases para un aprendizaje efectivo y exitoso en los años posteriores.

Conoce un poco más del sistema educativo canadiense.


El currículo de las escuelas Maple Bear, constantemente actualizado, está fundamentado en las tendencias y prácticas contemporáneas de educación a nivel global, utilizadas en Canadá. Los niños aprenden como si estuvieran en Canadá. Nuestras maestras además de tener un gran amor y compromiso con la enseñanza, reciben capacitación continua por parte de canadienses expertos en educación.

Para tomar en cuenta:

Canadá se encuentra entre los primeros lugares de la prueba PISA (Programme for International Student Assessment) desarrollada por la OCDE. 

Somos una institución mexicana incorporada a la Secretaría de Educación Pública:
Kínder: PREP-09110144 Primaria: PRIR-09160082CD

Los pilares de nuestro sistema educativo.


Educación bilingüe con inmersión total.

Canadá tiene muchos años de experiencia y se ha especializado en la enseñanza bilingüe. El sistema de inmersión total, ambiente completamente en inglés, permite a los alumnos aprender este idioma de la misma manera en que aprenden la lengua materna.

 

Educación centrada en el aprendizaje activo.

Se logra a través de la experimentación, el análisis, el entendimiento, la creatividad, el gusto por la lectura, la expresión oral y escrita y el razonamiento matemático, todo dentro de un ambiente de agradable convivencia. 


Atención personalizada.

Nos permite apoyar y propiciar el desarrollo del potencial de cada alumno, cuidando que se cubran y respeten las competencias que corresponden a las diferentes etapas del desarrollo. Además, promueve la convivencia e integración participativa que hace posible que los niños desarrollen la capacidad de escuchar y ser escuchados, desarrollando así habilidades para una comunicación efectiva.